Inma Carretero & MeSumaría

Hace 13 años “me permití” abrir una nueva ventana en mi vida personal y profesional. A través de este nuevo cristal quería comprender la incertidumbre que observaba y que sentía como propia, quería obtener respuestas adecuadas acerca del sentido de la vida, de la justicia social, de la corresponsabilidad de nuestros pensamientos y acciones… Y mientras más me iba adentrando en la búsqueda de respuestas, más complejidades entrecruzadas aparecían. En mi obsesión por obtener respuestas con sentido me puse a estudiar, a observar desde cerquita, tendí puentes entrecruzando vidas, y me di cuenta que yo también debía cruzar.

Y me arremangué. Las desigualdades sociales que comenzaban a formar, poco a poco, parte de mi vida me hicieron desprenderme de caducos estereotipos, dejando huecos para otros paradigmas que de forma reiterada hilvanaban la palabra Educación con: respeto, escucha, valores, emociones, justicia, conciencia.
Sé que generar cambios sociales es tremendamente complejo pero yo creo en las utopías posibles, creo que en la suma de voluntades, en el compromiso compartido, y en la justicia social construida desde el respeto y la honestidad; así nació MeSumaría. Un nuevo espacio donde innovar en el ámbito socio-educativo sumando Creatividad, Emoción y Aprendizaje conjugados desde el Arte y la Tecnología. Fui feliz. La ventana a la que me solía alongar todos los días se abrió de par en par. Los proyectos se organizaron en programas y, poco a poco, el equipo de voluntariado inicial fue dando paso a una MeSumaría más profesionalizada. Y viajamos desde Cáceres a Las Palmas para continuar sumando.

En 2016 se unió como colaborador una gran persona, humanista y admirado empresario: Sergio Alonso. Compartíamos la misma premisa, la Educación como pilar fundamental para la construcción de la sociedad, y después de largos cafés y tertulias, en 2017 me propuso dirigir la fundación que lleva su nombre: Fundación Sergio Alonso (FSA). Durante los últimos e intensos cuatro años y medio tuve la oportunidad de diseñar proyectos socio-educativos en FSA, al mismo tiempo que, como presidenta de MeSumaría, continuaba conformando un comprometido equipo profesional alineado con su misión y valores. He sido afortunada.

Pero MeSumaría creció, fue madurando con rigor y compromiso, y hoy puedo afirmar sin rubor que nos hemos convertido en un referente metodológico. Esta semana he debido tomar una difícil decisión. En esta nueva etapa comprendimos que MeSumaría me necesita, ya no como como una presidenta voluntariosa sino para dirigir e impulsar una estrategia, aún si cabe, más intensa. En FSA saben que me tendrán siempre a su lado porque fue un honor liderar el fin social de la fundación de Sergio. En MeSumaría, realmente siempre estuve en cada uno de sus Proyectos y en su Escuela de Aprendizaje para la Vida. A partir de ahora asumo una nueva responsabilidad dirigiendo este gran equipo en primera línea.

Empieza una nueva etapa profesional. Gracias a todos y todas por confiar.
¡Yo también me he sumado!

Inma Carretero

Directora y Presidenta de MeSumaría.

 

No se admiten más comentarios